El río baja y alistan los operativos para cuando el agua libere las casas ribereñas en Corrientes

13 dic. 2015

La Municipalidad despliega acciones en una decena de barrios pero espera que se reduzca el caudal del Paraná. Manifestaron que las acciones sanitarias más complicadas se dan una vez que baja el nivel del cauce fluvial.
Lentamente el río Paraná va retrayendo su caudal en las costas del Paraná y si bien desde hace semanas vienen brindando asistencia sanitaria y alimentaria a las familias ribereñas afectadas por la creciente, en la Municipalidad aguardan que el agua continúe bajando hasta retirarse de los hogares para así iniciar otra serie de acciones. Según explicaron funcionarios comunales, las labores posteriores son las más complicadas debido al escenario peligroso que deja el río en los barrios costeros cuando se retrae.
Vale recordar que los barrios más afectados donde actualmente se encuentran asistiendo son La Tosquera, Caridi, Itatí, Santa Marta, Quilmes, Río Paraná, Galván, Virgen de los Dolores y Quinta Ferré. Inclusive hay un par de familias de la zona de La Tosquera que fueron reubicadas a pocos metros de sus hogares debido al avance del agua.
“Una vez que baja el río y se retira de los hogares podemos comenzar los operativos ‘pos creciente’ que son intervenciones muy grandes en los barrios costeros que abarcan la limpieza de los terrenos, el desmalezamiento y fumigación, así como la continuidad de la asistencia a las familias perjudicadas. Son los operativos más complejos”, explicó en diálogo con El Litoral la directora de Acciones Directas y Compensatorias de la Municipalidad, Celeste Lazzarini. Las acciones que la Municipalidad lleva a cabo una vez que el agua sale de las casas son la fumigación, descacharrado y control y prevención de enfermedades.
“Para que la fumigación surta efecto contra los vectores transmisores de enfermedades debe bajar el agua. Lo mismo a la hora de combatir las distintas alimañas peligrosas para los pobladores”, señaló la funcionaria municipal.
En tanto continúan las labores de asistencia y monitoreo en las comunidades costeras. “Una vez que el río baja a los 6,40 ó 6,30 metros ya estamos en condiciones de desarrollar los operativos pos creciente. De igual forma seguimos con los monitoreos, relevamientos y asistencia diaria al centenar de familias afectadas”, manifestó Lazzarini.

Fuente El Litoral

 
Grupo TRC - Meteorologia © 2015 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions