Alerta en la zona ribereña: se espera una de las crecientes más grandes de los últimos 60 años

20 dic. 2015

MANTIENEN LA ASISTENCIA Y EL MONITOREO CONSTANTE del HIDROMETRO

El río Paraná continúa creciendo en las costas de la ciudad y, según las estimaciones oficiales, se espera que la creciente del fenómeno meteorológico conocido como “El Niño” sea uno de los más impactantes de las últimas décadas. Actualmente el cauce fluvial superó ampliamente los 7 metros del nivel de evacuación y en los barrios ribereños capitalinos las familias se encuentran afectadas desde hace semanas, aunque ahora las entidades estatales ya comienzan a pensar en los evacuados y la asistencia durante la reubicación de los afectados.
De igual forma, aún el Paraná se mantiene lejos de los registros históricos de creciente que afectaron de gran manera no sólo a la ciudad sino a toda la provincia con miles de evacuados en las zonas costeras. El fenómeno de “El Niño” es periódico, pero los episodios más fuertes de los últimos tiempos se registraron en 1966, 1973, 1983 (donde llegó hasta casi los 9 metros en la Capital), 1986, 1992 y la última fue en 1997 cuando el río osciló en los 8.60 metros para esta ciudad.
Tanto desde la Municipalidad de Corrientes como desde el Gobierno de la Provincia, coinciden que la llegada del fenómeno de “El Niño” durante este verano será uno de los más impactantes de las últimas décadas, y tal es así que si bien el pico de creciente del río Paraná llegará durante el verano, actualmente los registros ya superaron el nivel de 7 metros de evacuación en la Capital. Desde la Municipalidad, el intendente Fabián Ríos manifestó que “la Corriente del Niño va a ser una de las más impactantes de los últimos 60 años, lo que generará inconvenientes hasta fines de marzo”, mientras que desde la Dirección de Defensa Civil de la Provincia pronosticaron que se espera un gran impacto en todo el territorio provincial.
Vale recordar que los pronósticos de mitad de año estimaban que no se superaría el nivel de evacuación, pero los 7 metros fueron superados y se espera que el volumen del río Paraná continúe creciendo durante la temporada estival.

Antecedentes
El Paraná ya supera los 7 metros del nivel de evacuación en las costas capitalinas, pero todavía se mantiene muy lejos de los niveles históricos que la corriente de “El Niño” registró en esta ciudad. Durante el siglo XX hubo crecidas pronunciadas del fenómeno como en 1940 y 1966 donde el cauce fluvial llegó hasta el borde de la defensa de la costanera y generó inconvenientes a la población costera, que por entonces era muy inferior a la de la actualidad.
Entre 1972 y 1973, el fenómeno de “El Niño” azotó con gran fortaleza a la región del Litoral superando todos los registros por entonces del nivel de evacuación y generó unos 8 mil evacuados en toda la provincia, según el estudio “Análisis Regional: Cuenca del Río Paraná” del Centro de Estudios Sociales y Ambientales.
En 1983 el fenómeno volvió a impactar a la provincia siendo uno de los registros más devastadores hasta ahora: dejó como saldo más de 80 mil evacuados en todo el Litoral. El cauce fluvial para la Capital bordeó los 9 metros llegando hasta los 8,65 metros y en mayo de ese año los registros ya llegaron a los 8,57 metros (superando el récord histórico de 1905) y había previsiones de llegar a los 9 metros. Según el ministro de Fotoaerometría del ministerio de Obras y Servicios Públicos de entonces, Domingo Tassano, las previsiones para el nivel del río eran de entre 8,80 y 9 metros, pero a pesar de que los niveles no llegaron hasta dichos índices, los efectos negativos en la ciudad fueron visibles.
Para graficar el impacto que el Paraná tuvo en ese entonces, el agua superó la defensa de la costanera inundando el Parque Mitre y llegando hasta la calle Plácido Martínez, donde las barricadas hechas con bolsas de arena intentaron impedir el avance del agua.
Para 1992 el río Paraná tuvo otra gran creciente que superó ampliamente los 7 metros y que si bien su impacto no fue como el de la década pasada, generó unos 7.900 evacuados en toda la provincia, según el Centro de Estudios Sociales y Ambientales.
En el período 1997/1998 “El Niño” volvió a golpear fuertemente a Corrientes y el río se acercó a los niveles históricos, marcando unos 8,50 metros en la Capital.
A la creciente se sumaron las fuertes precipitaciones que superaron el medio millón de m3, cuando el promedio es de casi 35 mil metros cúbicos, según los datos brindados por la Municipalidad capitalina. En dicha oportunidad el agua también desbordó a la costanera y se filtró en las viviendas de algunos de los barrios céntricos más cercanos a la costa, teniendo ribetes catastróficos para la ciudad y aún más para la provincia.
En los sucesivos años, el río Paraná continuó registrando importantes crecientes superando los niveles de evacuación en la ciudad, pero no llegaron hasta los registros históricos. Vale aclarar que una vez que el Paraná llega a los 6,40 ó 6,50 metros, cientos de familias ribereñas de la ciudad ya ven comprometida su situación.


Desde la Municipalidad y el Gobierno de la provincia realizan tareas de contingencia para evitar inconvenientes mayores con la crecida esperada por “El Niño”. En tanto, los niveles históricos de creciente se sitúan en 1983 y 1997, cuando el río se acercó a los 9 metros en la ciudad, aunque ahora no se llegaría a esas marcas.
FACUNDO CAMPOS
fcampos@ellitoral.com.ar
Fuente El Litoral

 
Grupo TRC - Meteorologia © 2015 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions