22 ago. 2015

Un “Niño” fuerte pero no récord

Eduardo Sierra evaluó distintas alternativas en las cuales las precipitaciones serán mayores a las habituales pero no llegarían a los valores de los peores años. De todas maneras, aconsejó que se tomen tomas las medidas para mitigar su impacto.

Debemos estar alertas, no alarmados”. Con esta frase se puede resumir la exposición que ayer realizó Eduardo Sierra, reconocido meteorólogo, sobre las consecuencias que podría ocasionar el fenómeno conocido como “El Niño” que, de acuerdo a su análisis, si bien traerá consigo mayores lluvias a las normales, apuntó que las predicciones alejan la posibilidad de que sea “récord” tal como se anuncian desde diversos organismos en Estados Unidos.
A partir de la articulación del Ministerio de Producción, el experto dio dos charlas: por la mañana, ante unas 200 personas en el salón Don Pedro, de Goya; y por la tarde, ante igual número de asistentes, como parte del ciclo de conferencias de la 80ª Exposición Nacional de Ganadería, Agricultura, Granja e Industria en el predio Riachuelo de la Sociedad Rural de Corrientes.
Con una exposición pedagógica, Sierra (docente de la cátedra de Climatología Agrícola de la Facultad de Buenos Aires, autor de numerosos trabajos científicos, técnicos y de divulgación sobre la especialidad) comentó que, por ahora “hay mucha incertidumbre”, respecto a las consecuencias que podría traer el fenómeno. En gráficas mostró cuáles, de acuerdo a las predicciones, podrían ser los valores de la lluvia caída. Y en todos los casos confirmó que estarían por debajo del caudal de la creciente de los años 1982/83.
“Para nosotros todavía no está tan definido qué ocurrirá”, agregó para luego reiterar que en el peor de los casos sería un “Niño fuerte” pero no “récord”. Si bien dijo que el nivel de las precipitaciones estará por encima de lo normal, mucho tendrá que ver la forma en la que lloverá. “Lamentablemente, serán pocas lluvias pero muy grandes”, aseveró.
Al exponer sobre cuáles deberían ser los motivos para que llueva más (y se acerque al pronóstico de mayor caudal) o menos (y se parezca a la proyección mínima) dijo que “está en las manos de Dios”. Pero aseguró luego que entre septiembre y octubre habrá mayores certezas sobre el impacto futuro del fenómeno.
Al responder sobre los motivos que aleja este pronóstico de los expuestos por organismos internacionales, comentó que las proyecciones en el país del Norte están orientadas a la economía y puntualizan cómo afectará a Asia (puntualmente, a China e India) y que poco tienen que ver con los acontecimientos que ocurrirán por estos lares.
Por último resumió que ante este panorama “es necesario estar preparados para hacer frente a eventos extremos que se presentarían con muy poco tiempo de preaviso”. El experto dijo que sería recomendable poner en funcionamiento una unidad de seguimiento que monitoree las lluvias y los consecuentes caudales en las distintas subcuencas del Plata. Además, dijo que sería necesario poner en alerta al sistema de defensa civil, previendo medidas de intervención lo más rápidas y efectivas posibles.
Hoy, en la continuidad de sus exposiciones, Sierra disertará en la Escuela Normal “Víctor Mercante” de Santo Tomé.

ESTA NOTA PERTENECE AL SUPLEMENTO ÑANDE ÑÚ PUBLICADO CON LA EDICIÓN IMPRESA DE HOY SÁBADO 22 DE AGOSTO DE 2015.

Un “Niño” fuerte pero no récord Rating: 4.5 Diposkan Oleh: Grupo TRC