Las lluvias generan buenas perspectivas para el girasol y el trigo en el sudoeste

22 ago. 2015

CHARATA (Agencia) - En el departamento Chacabuco, las últimas precipitaciones auguran buenas perspectivas para la campaña girasolera y también para el trigo en la región, donde el área sembrada de girasol, previo a las lluvias, llegan a las 9 mil hectáreas. En la zona núcleo del país la siembra avanza, para la cual la Bolsa de Buenos Aires prevé un área de 1,45 millones de hectáreas.
“Apenas dé el piso y acompañe el clima un poco, los productores que venían sembrando continuarán el trabajo, estamos en una buena fecha. El agua es bienvenida para el girasol”, señaló el delegado del Ministerio de la Producción en el Departamento Chacabuco, ingeniero Luis Silva, quien agregó: “También es bueno para el trigo, que en la mayoría de los casos están en floración, aun cuando el productor con mínima inversión hizo este cultivo, esto ayuda a llegar con buenas perspectivas de rendimiento, para los números de la zona”.
Más que el milimetraje en sí, que fue desde los 60 a los 150 milímetros, Silva aseguró que “creo que lo mejor la forma en que se ha dado, desde el punto de vista de la intensidad, es beneficioso porque se dio a lo largo de un día y no en media hora, lo cual los suelos aprovechan, el agua filtra y se acumula en el perfil”.
“Antes del inicio de la lluvia se llevaban sembradas cerca de 9 mil hectáreas en el departamento, inclusive nuevamente observo que se siembra en todo el deparamento, porque hace tres o cuatro años ver lotes en Tres Estacas era difícil, hoy en cambio se ve diversidad de lotes en toda la región, por lo cual estimo que los que venían barbechados para girasol serán sembrados en cuanto el clima acompañe”, comentó.

El escenario del girasol
El informe que habitualmente confecciona el licenciado Jorge Ingaramo, asesor económico de Asagir (Asociación Argentina de Girasol), señala que, hasta el momento, la única información disponible sobre intención de siembra proviene de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, para quien se implantarían 1,45 millones de hectáreas de girasol, con una suba interanual del 11,5 por ciento atribuible a mejores condiciones agroecológicas al momento de la siembra en el Noreste argentino.
La implantación comenzó el 25 de julio y se registra un avance del 6,4 por ciento a nivel nacional y un retraso de 0,99 puntos porcentuales, en comparación con el ciclo previo al día 13 de agosto. Hubo precipitaciones en el núcleo girasolero de Chaco que, si bien afectaron el progreso de las tareas, permitieron la recuperación hídrica de los perfiles. La siembra avanzó 10 por ciento en Charata, Sáenz Peña y Avía Terai. En tanto que hay un lento avance en la región Centro - Norte de Santa Fe, que cuenta con humedad óptima. La Bolsa espera que se agilice la implantación en las próximas semanas.
El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) surgen importantes modificaciones. Por ejemplo, la producción de las siete principales semillas oleaginosas cae en 2,72 millones de toneladas, principalmente por la merma de 2,6 millones de toneladas en canola y de 1 millón en algodón, parcialmente compensadas por una suba de 1,13 millones en soja.
La única modificación en las producciones de semilla de girasol es una leve baja estimada para la Unión Europea (de 8,2 a 8,1 millones de toneladas). El USDA mantiene el pronóstico de 2,6 millones de toneladas para la producción argentina.
Como el contenido de aceite en la semilla de soja es bajo, no hay cambios en el total producido de los nueve principales aceites oleaginosos: hay una suba de 0,65 millones de toneladas en la oferta del de soja, que se compensa en algo con una caída de 0,47 millones de toneladas en canola. Pese a lo señalado, el consumo total de todos los aceites cae 1,16 millones de toneladas; con bajas de 0,74 millones de toneladas en el consumo del de palma y de 0,42 millones de toneladas tanto para la demanda de aceite de girasol como para la del que emplea canola.

Precios y mercados
En julio se registró una caída generalizada en los valores de los aceites vegetales en Rotterdam. El de girasol fue el más perjudicado ante la inminencia del ingreso de la cosecha ucraniana. Las mermas en los promedios mensuales de precios fueron del 9,4; 5,3; 4,4 y 2,5 por ciento, para los aceites de girasol, soja, palma y canola, respectivamente. Al cierre del día 14 de agosto, el aceite argentino cotizó en Rotterdam, para contratos de octubre a diciembre, 810 U$S/tn y, para enero marzo de 2016, 805 U$S/tn. Como se ve, el ingreso de la cosecha ucraniana, aunque sea menor que la del año anterior, tiene un efecto demoledor en el precio del aceite (108 U$S/tn entre el promedio junio y la posición más inmediata, o sea setiembre, al cierre del 14 de agosto). Aun así, las primas para octubre son del 13,6 y del 8,6 por ciento respecto de los de soja y canola.

Fuente Diario Norte

 
Grupo TRC - Meteorologia © 2015 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions