Crece el número de evacuados en Buenos Aires y sigue el alerta

7 ago. 2015

Luján, Areco y Arrecifes son las localidades bonaerenses más afectadas por las inundaciones y el Servicio Meteorológico emitió una nueva alerta que mantiene en vilo a la población. Son más de 1.600 personas las evacuadas, en su mayoría niños.
Una nueva alerta por lluvias intensas en Buenos Aires -principalmente el Río de La Plata- preocupa a las autoridades y habitantes de Luján, Areco y Arrecifes, donde ayer personal de bomberos debió evacuar a más de 1600 personas -en especial niños- tras el desborde de los ríos que dejó calles y accesos anegados, y dañó bienes materiales de las viviendas.
El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) advirtió que el cielo continuará nublado, con probabilidad de chaparrones y tormentas fuertes (con ocasional caída de granizo) en toda la Provincia que podrían extenderse hasta el lunes, con temperaturas que oscilarán entre los 16 y 20 grados. No obstante, las condiciones climáticas mejorarán para el centro y noreste de la provincia de Buenos Aires, sudeste de Córdoba, Entre Ríos, sur y centro de Santa Fe y CABA.
“Se prevén lluvias acumuladas que podrían superar los 100 mm en todo el periodo del presente pronóstico, las cuales afectarían principalmente a la provincia de Buenos Aires, especialmente en su franja este, y el sur del Litoral. Hacia el día viernes 7 se esperan abundantes lluvias en el norte de la Patagonia, siendo las provincias de Chubut, Río Negro, y el sudoeste de Buenos Aires las más afectadas. Hacia el sábado 8 se esperan lluvias en las provincias de Córdoba, San Luis, Mendoza y La Pampa, con la probabilidad de nevadas en las zonas de sierras y en la precordillera”, precisó el informe especial difundido por el organismo meteorológico.
El diluvio de ayer provocó los desbordes de los ríos Luján (superó los 3,15 metros de altura cuando lo normal es de 1,35), Areco y Arrecifes. De acuerdo a los informes difundidos por Bomberos Voluntarios que participaron en las tareas de evacuación, en Pilar fueron evacuadas unas 1.000 personas, otras 300 en San Antonio de Areco, 200 en Luján y 130 en Arrecifes. Los damnificados pasaron la noche en centros municipales, gimnasios y escuelas, donde recibieron atención médica, alimentos calientes y ropa seca.
En Pilar resultaron afectados por la crecida del río los barrios Villa Verde, Río Luján, Amancay y Manzanares; en San Antonio de Areco, los barrios Canuglio, Amesfil y Don Pancho; en Luján, el barrio Olivera, San Fermín, La Loma, Villa del Parque y Padre Varela; y en Arrecifes, dos barrios costeros.
Por la crecida del río Areco también se cortó el tránsito sobre la ruta 8, a la altura del kilómetro 88 y del kilómetro 114, donde había una importante acumulación de agua. El tránsito era desviado esta mañana por las rutas nacionales 7 y 9. También se registraron unos 40 evacuados en la zona ribereña de Berisso. Además de las complicaciones de tránsito, hubo cortes del suministro de electricidad en varias localidades de la Provincia.
El agua cubrió ayer completamente las calles de todos los barrios. Se registró un promedio de 150 milímetros durante la madrugada del jueves, pero en Manzanares el temporal fue más severo: cayeron 210 milímetros de agua. Otros barrios con una situación crítica son los cercanos al Río Luján y los arroyos Pinazo, Burgueño y Laverde, detalla el diario Pilar de Todos.
Puntualmente, en Villa Verde, Pilarica y Los Troncos los vecinos se alarmaron al ver cómo el agua avanzaba hasta el interior de sus casas, con los graves daños materiales que ello implica. El Diario Pilar Regional destaca que es la primera vez que una tormenta afecta de esa manera a los domicilios.
Asimismo, agrega que el temporal no distinguió clases sociales ya que, además de las zonas más postergadas, también se vieron afectados los clubes de campo y barrios cerrados. Estas complicaciones generaron protestas de los vecinos, que durante el jueves organizaron manifestaciones en las vías de los FFCC San Martín y Belgrano Norte y en la ruta 25 para denunciar, entre otras, falta de obras pluviales.
Luciano Timerman, director de Defensa Civil de la Provincia de Buenos Aires, comentó en diálogo con Nancy Pazos por Radio Uno que “el río de Luján está escurriendo y eso es una noticia favorable” y aseguró que siguen “trabajando en conjunto con el gobierno Provincial, los municipios y la Nación” para ayudar a la gente a volver lo más rápido posible a sus hogares. “Estamos tomando las medidas necesarias para poder prevenir los efectos”, anunció.
En tanto, en Capital los daños fueron menores como algunas caídas de árboles, algunos semáforos fuera de servicio y aisladas calles anegadas. En Tigre, las fuertes lluvias afectaron algunos vecindarios. En Quilmes, familias linderas al arroyo Itatí debieron ser evacuadas.

Fuente Diario Epoca

 
Grupo TRC - Meteorologia © 2015 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions