24 jul. 2015

La Cruz, Yapeyú, Bonpland y Libres siguen en alerta por la creciente

Paso de los Libres fue ayer el puerto con el nivel más alto de las aguas del río Uruguay. Estacionado en 9,35 metros superó el nivel de evacuación, aunque sin personas damnificadas. En Santo Tomé se preparan para fumigar zonas afectadas y organizar el regreso.
El elevado nivel de los ríos correntinos mantiene desde hace días a las comunidades ribereñas del Paraná y Uruguay con la atención puesta en los pronósticos climáticos.
En Santo Tomé, la única localidad que registró evacuados y autoevacuados durante la creciente, el panorama aparece alentador. Luego de la lluvia del fin de semana, que complicó el regreso de los evacuados, organizan ahora un operativo de fumigación en las viviendas ribereñas para permitir la vuelta de las 24 familias que se trasladaron tanto en operativos de evacuación como por cuenta propia en esa ciudad.
También ayer el río Uruguay comenzó a descender su nivel en Alvear, aunque aún con una altura de 10.78 metros, muy cerca del nivel de evacuación, ubicado en los 11 metros. Según datos de Defensa Civil de la provincia, unas cinco familias se autoevacuaron en esa localidad, aunque sin mayores dificultades.
“El río comienza a bajar y seguimos sin servicio de balsa para el cruce a Itaquí pero no hay mayores daños”, precisó a época Daniel Quesus, presidente del Concejo Deliberante de la localidad. “El puerto está parado porque el agua en el puerto brasileño avanza dentro de la ciudad, ya que la costa es más baja. No obstante, no hemos tenido que lamentar pérdidas de familias afectadas”, explicó.
Mientras tanto, son La Cruz, Yapeyú, Bonpland y Paso de los Libres las localidades donde aún se aguarda el descenso del nivel del agua.
Según datos de Prefectura Naval, el nivel del Uruguay se había estacionado ayer en La Cruz, una marca de 10,72 metros, pocos centímetros debajo del nivel de evacuación.
En Libres, sin embargo, la tendencia era aún en creciente, con 9.35 metros. “Paso de los Libres ingresó en estado de evacuación pero no hay evacuados”, aseguró a su turno Orlando Bertoni, referente de operaciones de Defensa Civil de la provincia.
Respecto al comportamiento del río Paraná, Bertoni transmitió también un mensaje tranquilizador. “Estamos sin siquiera nivel de alerta. Aunque continuaremos con un Paraná alto, en los puertos superiores comenzó el descenso. Sólo Goya se acerca a su nivel de alerta pero con una creciente controlada”, evaluó.

Ayuda para ladrilleros y pescadores
Un total de 140 familias dedicadas a la fabricación de ladrillos y pescadores de los barrios Bajo Atalaya, Itacuá, Cerro y en el galpón de pescadores en las zonas Tablada y Cementerio de Santo Tomé recibieron ayer el aporte de módulos alimentarios por parte del secretario de gobierno Mariano Garay.
Estas familias beneficiarias no solamente fueron inundadas sino que en el caso de los ladrilleros también tienen inconvenientes para trabajar debido a que el agua tapó sus olerías y deberán esperar el descenso definitivo del río Uruguay para ocuparse de sus tareas.
En tanto, los pescadores señalaron el peligro que implica su tarea en medio de un río crecido.
También se evaluó una ayuda para alimentar a los animales de los inundados, que entre vacunos y equinos rondarían las trescientas cabezas, aparte de las aves, felinos y canes.
Mientras tanto, las autoridades confirmaron que preparan un operativo de fumigación y limpieza de las zonas inundadas, para coordinar luego el regreso de las 24 familias evacuadas y autoevacuadas a sus viviendas.

Fuente Diario Época

La Cruz, Yapeyú, Bonpland y Libres siguen en alerta por la creciente Rating: 4.5 Diposkan Oleh: Grupo TRC