23 de Marzo, Dia Meteorologico Mundial

22 mar. 2011

DIA METEOROLOGICO MUNDIAL 2011
"EL CLIMA Y TU"

El 23 de marzo de cada año, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y la comunidad meteorológica internacional, celebran el Día Meteorológico Mundial con el objeto de conmemorar la entrada en vigor, el 23 de marzo de 1950, del Convenio de creación de la OMM, treinta días después de depositado por parte de los países interesados, el trigésimo instrumento de ratificación de la adhesión al Convenio.

El texto y los contenidos de este Convenio, habian sido ya aprobados por unanimidad el 11 de octubre de 1947, en la Conferencia de Directores de Servicios Meteorológicos Nacionales que se realizó en Washington D.C. con participación de representantes de treinta y un países, entre los que se encontraba el Ingeniero Alfredo G. Galmarini, por entonces Director General del Servicio Meteorológico Nacional de la Argentina, que había sido creado el 4 de octubre de 1872, por la ley N° 559 sancionada en esa fecha por el Honorable Congreso de la Nación.

El 9 de setiembre de 1950, y de acuerdo con los términos de la ley N° 14.001, la Argentina adhirió al Convenio de creación de la OMM. En la actualidad, el Director del Servicio Meteorológico Nacional, Dr. Héctor Ciappesoni es Representante Permanente de nuestro país ante esa organización intergubernamental, y Miembro electo de su Consejo Ejecutivo.
Desde mediados del siglo XIX, la colaboración internacional, había sido coordinada por la Organización Meteorológica Internacional (OMI), nacida de un proceso iniciado por el Primer Congreso Meteorológico Internacional realizado en Viena en setiembre de 1873, con el objeto de facilitar la coordinación de las observaciones y de normalizar los instrumentos meteorológicos empleados.

El Segundo Congreso, (Roma, abril de 1879), creó el Comité Meteorológico Internacional (CMI). Aunque ambos Congresos fueron reuniones gubernamentales, el CMI convino en que la OMI habría de funcionar más eficazmente, como una organización no gubernamental; por esa razón, la OMI no convocó a ningún otro Congreso Meteorológico de carácter Internacional, estableciendo en su lugar, un Sistema de Conferencias de Directores de Servicios Meteorológicos, con carácter no gubernamental.

Durante un breve período, hasta que se celebró la última Conferencia de Directores de la OMI (París, 15 a 17 de marzo de 1952), coexistieron la OMI y la OMM. Durante la sesión de clausura de esa Conferencia, el Presidente de la OMI, Sir Nelson Johnson del Reino Unido, declaró oficialmente que esa Organización dejaba de existir y que desde entonces sería sustituida por la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Dos días después (19 de marzo de 1951), se inauguró en París el Primer Congreso de la OMM, y el 20 de diciembre de ese mismo año, la Asamblea General de las Naciones Unidas, adoptó su Resolución N° 531 (VI) por la que se confirió a la OMM, el carácter de organismo especializado del Sistema de las Naciones Unidas.

Durante los últimos sesenta años, el mapa mundial ha cambiado notablemente, y la OMM está hoy integrada por 189 países y territorios, tras la última adhesión al Convenio, ocurrida el 4 de octubre de 2009, de la República Democrática de Timor-Leste.
Algunos de los nuevos Miembros que se incorporan a la OMM carecen de experiencia y de los recursos necesarios para establecer y operar sus propios servicios meteorológicos. Es por ello que la cooperación técnica, la enseñanza y la formación profesional, son dominios en los que las realizaciones y las contribuciones de la OMM han sido de muy extraordinario valor para el desarrollo de esos países en materia meteorológica.
Tradicionalmente, el 23 de marzo de cada año en todos los Estados Miembros de la Organización Meteorológica Mundial celebran el Día Meteorológico Mundial, y esa celebración es dedicada al tratamiento de un tema especialmente escogido, de interés para toda la comunidad. En tal sentido, el Consejo Ejecutivo de la OMM decidió en su sexagésima reunión (junio de 2009) que en 2011, el tema del Día Meteorológico Mundial sería “El clima y Tú”.

No obstante, más que referirse a un solo año, “El clima y tú” puede considerarse también como el tema oficioso del lustro que concluyó a finales de 2010, cuando el equipo especial de alto nivel presentó a la OMM el informe que le encomendó la Tercera Conferencia Mundial sobre el clima (CMC-3) y que incluye, en particular, las propuestas relativas a un Marco Mundial para los Servicios Climáticos, sus principios de aplicación, la estructura recomendada, sugerencias sobre su gobierno y también las posibles prioridades iniciales.
Logo del Año 2011
Como informó recientemente la OMM, 2010 ha sido uno de los años más calidos jamás registrados, junto con 1998 y 2005, ya que las diferencias relativas entre las temperaturas registradas para esos tres años confirman la tendencia al calentamiento a largo plazo de la Tierra, puesto de relieve por el informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), ya que los diez años más cálidos de los que se tienen datos se han registrado a partir de 1998. Además, en los diez años transcurridos desde 2001 a 2010, las temperaturas medias mundiales han superado en casi medio grado el promedio anual calculado para el período de 1961 a 1990, por lo que se constituyen los valores más altos registrados para un decenio desde que comenzaran los registros climáticos instrumentales.

En la Conferencia Técnica de la OMM sobre “El clima como recurso”, celebrada en Beijing (China) en noviembre de 2005, se hizo un llamamiento para que las naciones movilizaran sus capacidades con el objeto de poder responder mejor a la creciente demanda de esos servicios por parte de la sociedad, teniendo en cuenta que el clima tiene tanto una vertiente física, de la que puede depender la disponibilidad de los recursos naturales y en particular de las energías renovables, como una vertiente informativa, que tiene el potencial de facilitar la adopción de las decisiones socioeconómicas. Además, el clima como recurso, puede ejercer una influencia considerable en la gestión de los recursos naturales y contribuir en especial, a optimizar el rendimiento agrícola y la seguridad alimentaria, la gestión de los recursos hídricos, y algunos aspectos del ámbito de la salud y de otras muchas aplicaciones esenciales.

Posteriormente (marzo de 2007), la OMM organizó en Madrid, la Conferencia internacional, sobre “Condiciones de vida seguras y sostenibles: beneficios sociales y económicos de los servicios meteorológicos, climáticos e hidrológicos”, la que constituyó una excelente oportunidad para que diversos sectores de la sociedad efectuaran un amplio intercambio de puntos de vista, expectativas y conocimientos, con vistas a optimizar el proceso de adopción de decisiones. Además, 2007 fue también el año en que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático copatrocinado por la OMM, publicó su Cuarto Informe de Evaluación y recibió el prestigioso premio Nobel de la Paz.

Por lo general, hoy en día se considera que las actividades que desarrolla la OMM en la esfera del clima, constituyen contribuciones fundamentales a la seguridad y el bienestar humanos y a la consecución de beneficios económicos para todas las naciones. Ello nos acerca aún más al espíritu del mandato fundacional, expresado en el Convenio de la OMM, que entró en vigor hace 60 años, y al patrimonio legado por la antigua Organización Meteorológica Internacional.

Esas actividades contribuirán también a la consecución de otro objetivo vital de la OMM: reducir a la mitad para el año 2019, el número de víctimas mortales causadas por desastres de origen meteorológico e hidrológico, respecto del promedio de víctimas producidas en el decenio 1994 a 2003. Además, servirán de apoyo a los objetivos de la Cuarta Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Países Menos Adelantados, que tendrá lugar en Estambul, y a la consecución de los objetivos de desarrollo del Milenio (ODM), especialmente en lo que se refiere a erradicar la pobreza extrema y el hambre para 2015 y a garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.

En un tiempo relativamente breve, la efectividad y la precisión de las predicciones meteorológicas, mejoró notablemente: mientras que en 1950, se limitaba a períodos de entre 24 y 36 horas, en la actualidad se emiten predicciones muy confiables para períodos de 7 días, gracias a la acción desarrollada por la OMM y sus Estados Miembros en materia de observaciones, investigación, análisis y modelización. Se han establecido también las bases para la realización de predicciones climáticas a más largo plazo, desde estacionales hasta anuales.

Los programas actualmente en desarrollo y las actividades de la OMM, han puesto en evidencia la amplia gama de beneficios socioeconómicos que pueden obtener los muy vastos sectores de usuarios. Entre los campos de las actividades que se benefician, podemos citar los sectores de la agricultura, la seguridad alimentaria e hídrica, la salud, el transporte, el turismo, la construcción, la energía y también los deportes y la recreación.

Informe: Servicio Meteorologico Nacional, Gacetilla N° 2

 
Grupo TRC - Meteorologia © 2015 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions